Bomba de calor para el agua caliente sanitaria (ACS). Otro ejemplo de como usar el coste total de propiedad

Llevo ya una temporada investigando como bajar mi recibo de la luz. Al calcular el precio al que pago el kw/h descubrí que los aparatos que más gasto producen en mi casa son la calefacción y el termo del agua caliente. Como es verano decidí empezar por el termo del agua caliente.

El coste de calentar agua con un termo

Use mi medidor de consumo eléctrico durante una semana para averiguar cuanta electricidad consume el termo y aluciné. ¡21,42 kw!¡en una semana! Considerando que está encendido unas 50 semana al año (hey, ¡todo el mundo tiene derecho a unas vacaciones!), sale un total de 1071kw. (21,42 kw/semana * 50 semana/año = 1071 kw/año).

Mi termo para calentar agua consume un total de 21.41kw durante una semana
Consumo electrico termo durante una semana

En 2014 consumimos un total de 5749kw por lo que los 1071kw que consume el termo representan un 18,63 % del consumo electrico total anual. ¿Y en euros? Pues considerando que pago el kw/h a 14 céntimos de euro:

coste semanal del termo = 21,42 kw/semana * 0,14 €/kw = 2,9988 €/semana
Coste anual del termo= 2,9988 €/semana * 50 semana/año = 149,94 €/año

La bomba de calor como alternativa al termo

Investigando un poco encontré que algunos fabricantes venden bombas de calor para agua caliente sanitaria. La apariencia externa es muy similar a un termo ya que ambos tienen un depósito donde almacenan al agua caliente. La diferencia es el mecanismo para calentar el agua, el termo usa una resistencia eléctrica y la bomba de calor usa una bomba de calor.

La eficiencia del termo es del 100%, es decir que transforma en calor el 100% de la energía que consume. La de la bomba de calor es, en teoría, de un 300%. Eso significa que una bomba de calor va a gastar un tercio de la electricidad que gasta mi termo actual. Veamos los números:

Coste semanal de la bomba de calor = coste semanal del termo/3 = 2,9988 / 3 = 0,9996 €/semana
Coste anual de la bomba de calor= 0,9996 €/semana * 50 semanas /año = 49,98 €/año

Coste total de propiedad: termo eléctrico vs. bomba de calor

Como vimos cuando compré el frigorífico el coste total de propiedad es la suma de tres costes:

Coste total de propiedad = coste de compra + coste de uso + coste de mantenimiento.

Mi termo actual data del 2006, así que asumo que está llegando al final de su vida útil y que tendré que reemplazarlo durante los próximos 10 años. Un termo similar al mio se puede encontrar hoy día (año 2015) por unos 150 Euros y podría reutilizar la instalación actual.

Por otro lado las bombas de calor son caras, entre el aparato y la instalación rondan los 1000€.

Una bomba de calor cuesta 737,49 € sin instalación
Precio bomba de calor sin instalación

En ambos casos hablamos de marcas de reconocido prestigio por lo que espero que no se averíen e ignoro el coste de mantenimiento. Luego el coste de mantenimiento en ambos casos sería 0.

Con todos estos datos ya podemos hacer números. Veamos el coste total de propiedad del termo durante los próximos 10 años sería:

Coste total termo durante 10 años= precio compra termo + (coste uso anual termo *10)
Coste total termo durante 10 años= 150 € + ( 149,94€/año *10 años) = 150€ + 1499,4 € = 1649,4 €

Y el coste total de la bomba de calor

Coste total bomba calor durante 10 años= precio compra bomba calor + (coste uso anual bomba calor *10)
Coste total bomba calor durante 10 años= 1000€ + (49,98 €/año *10 años) = 1000€ + 499,8€ = 1499,8€

El resultado es que la bomba de calor es aproximadamente 150€ más barata que el termo.

Conclusiones

Si fuese una obra nueva me compraría la bomba de calor sin dudarlo ya que me supondría un ahorro de 150 € en 10 años. Pero en mi situación actual, si invirtiese 1000 € en la bomba de calor los recuperaría a un ritmo aproximado de 100€/año y tardaría 10 años en notar algún ahorro (149.94 € de consumo anual del termo – 49,98 € de consumo anual de la bomba de calor = 99,96 € de ahorro anual). Y eso si la bomba de calor no se avería, como se rompa o haya que hacer una recarga de gas ya le podemos decir adiós al ahorro.

Así que, de momento el plan es seguir con el termo. Cuando se averíe tendré que volver a calcular el coste total de propiedad y elegir entre reparar el termo, comprar uno nuevo o instalar una bomba de calor.

Ufff, espero que mi termo actual me dure muchos años más…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s