Si pudieras comprar cualquier cosa, ¿qué es lo que comprarías?

Imagina que te toca el premio gordo en la lotería. De repente tus opciones de compra se multiplican. ¿Qué es lo que comprarías? ¿un deportivo?¿una mansión?¿un tractor amarillo?

Yo compraría tiempo. Tiempo para mi, para estar con los míos, para vivir a mi ritmo sin fechas de entrega, estrés o ansiedad.

El tiempo vale más que el dinero

Piensalo de esta manera, el dinero es infinito. Siempre puedes ganar más dinero, los gobiernos pueden crear más dinero pero nadie puede crear tiempo.

Por otra lado, el tiempo es finito. Una vez que se acabe el tiempo que tenemos asignado y se apague la luz no habrá más.

Por eso el tiempo es más valioso que el dinero. Sin embargo mercadeamos con él como si fuese una mercancía barata. Los asalariados los vendemos a cambio de una paga, los emprendedores lo venden a cambio de los beneficios o pérdidas de sus emprendimientos.

Sin embargo, muy pocos saben por cuánto están vendiendo su tiempo.

¿Por cuánto vendes una hora de tu vida?

Voy a poner esto negro sobre blanco:

Cada vez que compras algo estás renunciando a horas de tu vida. Si, la transacción se hace con dinero, pero para ganar ese dinero has tenido que ceder un tiempo de tu vida en el trabajo.

Te propongo un ejercicio sencillo.

  1. Calcula tu salario o tus ganancias netas anuales. Puedes multiplicar tu última nómina por 12 o 14 en función del número de pagas que recibas
  2. Calcula cuántas horas trabajas al año. No te olvides de incluir la hora de la comida y el tiempo que dedicas a ir y volver del trabajo. Pista, en España hay alrededor de 250 días laborables al año, si calculas 10 horas diarias (8 de trabajo, 1 para comer y 1 para ir y volver del trabajo) sale que dedicamos al trabajo unas 2500 horas al año.
  3. Calcula por cuánto estás vendiendo una hora de tu vida, divide el salario neto entre el total de horas

El precio de una hora de vida en España

Veamos que pinta tienen los números para el “español medio”

  1. En el 2014 el salario bruto (antes de impuestos) medio en España fue de 26.162€. Usando una calculadora de salario neto nos queda un salario neto medio de 20.555€
  2. En el 2014 hubo 252 días laborables. Calculando 10 horas totales al día, salen 2.520 horas de trabajo anuales.
  3. Si dividimos 20.555€ / 2.520 horas obtenemos que el “español medio” cobra 8,16€ por hora de trabajo

Dicho de otro modo, el “español medio” vende una hora de su vida a cambio de 8,16€.

Traducir los precios a horas de vida.

Bien, ya sabes por cuánto vendes tu tiempo. Ahora puedes traducir los precios a horas de vida. Por ejemplo, el “español medio” renuncia a:

  • una hora y media de su vida a cambio de un menú diario de 12€
  • 2450 horas de vida (un año entero trabajando) por un coche de 20.000€

Conclusiones

La próxima vez que vayas a comprar algo pregúntate si merece la pena:

  • ¿merece la pena renunciar a hora y media de libertad a cambio de la comida que me están sirviendo?
  • ¿estás dispuesto a trabajar un año a cambio de un coche nuevo?

Tanto si la respuesta es afirmativa como negativa serás perfectamente consciente de lo que estás adquiriendo y de lo que estás entregando a cambio de la compra.

Ahora sabes cual es el coste real que las cosas tienen para tí, cada vez que compras algo estás renunciando a una parte de tu vida. Recuerda que el dinero es sólo un medio para facilitar el intercambio.

 

Trucos para ahorrar con la vuelta al cole IV: Solicita todas las becas a las que tengas derecho

Este es el cuarto y último de una serie de cuatro artículos sobre el ahorro en la vuelta al cole:

  1. Trucos para ahorrar en la vuelta al cole I: Ahorra en la compra de material escolar
  2. Trucos para ahorrar en la vuelta al cole II: Ahorra en la compra de la ropa de los niños
  3. Trucos para ahorrar en la vuelta al cole III: Ahorra en la compra de los libros de texto
  4. Trucos para ahorrar en la vuelta al cole IV: Solicita todas las becas y ayudas a las que tengas derecho

Recuerdo que en mi época de estudiante en la universidad las becas de la comunidad de Madrid quedaban desiertas año tras año. Si la memoria no me falla, el primer año (1998) estaban dotadas con 200 millones de pesetas, uno o dos años después la dotación bajó a 50 millones.

¿El motivo? Según el gobierno de la comunidad no recibían suficientes solicitudes y no tenía sentido bloquear una partida de dinero tan grande año tras año para luego dejarla desierta. Esto me intrigó y lo comente con algunos compañeros de clase. Me sorprendió sobremanera comprobar que muchos ni siquiera sabían que la comunidad de Madrid otorgaba becas al estudio.

Y la información no estaba escondida, pero es que ni se habían molestado en buscarlo…

¿Dónde buscar becas?

Muchos de mis compañeros se contentaban con solicitar las becas que concedía el estado a principio de curso. Reconozco que era lo más cómodo, un día te acercas a la secretaria y entregabas la solicitud de beca junto con la matricula. Sin embargo estaban dejando pasar muchisímas oportunidades, unos por pereza y otros por desconocimiento. La siguiente es una lista incompleta de lugares dónde solicitar becas:

Primero en las instituciones oficiales:

  • en el colegio de nuestros hijos
  • en nuestro ayuntamiento o junta de distrito
  • en nuestra comunidad autónoma
  • en el estado

Segundo en otras instituciones:

  • organizaciones no gubernamentales
  • fundaciones
  • asociaciones profesionales

No des nada por supuesto y no dejes ningún resquicio sin investigar. Por ejemplo, ¿sabias que hay ONGes que dan becas de comedor? A principio de curso elabora una lista de las instituciones en las que vas a solicitar la beca para que no se te olvide ninguna.

¿Cuándo buscar las becas?

La mayoría asumimos que las becas se solicitan al principio del curso y eso es una verdad a medias. Normalmente eso es cierto sólo para las becas que otorga el estado, pero hay muchas instituciones que tienen plazos de entrega de solicitudes muy distintos. 

  • Algunos ayuntamientos abren en mayo el período de solicitud de becas para el curso que empieza en septiembre. ¡Tres meses antes de que empiece el curso!
  • El plazo para solicitar las becas de la comunidad de Madrid se solía abrir de 7 a 10 días antes de las vacaciones de Semana Santa. ¡Más de medio año después de que empezara el curso!

Coge la lista que creaste en el paso anterior e  investigua cuándo abre los plazos de solicitud cada institución y añade esas fechas a tu agenda para que no se pase ningún plazo.

Recuerda que tienes que estar prevenido durante todo el año…

¿Quién puede pedir una beca?

Hombre, en principio cualquiera puede pedir una beca, otra cosa es que se la concedan. Por tanto te conviene informarte de las condiciones para no perder el tiempo tontamente.

Nunca des nada por supuesto. Yo siempre había creído que la renta familiar era un criterio de selección en todas la becas y no es así. Por ejemplo, algunos ayuntamientos no tienen en cuenta la renta familiar pero si te piden haber estado empadronado un tiempo mínimo en la localidad.

Así que, infórmate de los requisitos que debes cumplir. Si los cumples o te quedas razonablemente cerca rellena una solicitud y entregala.

Conclusiones

Existen más becas y ayudas de las que pensamos. Además, los criterios de adjudicación muy dispares. Lo mejor es que nunca des nada por supuesto e investigues por tu cuenta:

  • Qué becas hay disponibles para los estudios de tus hijos
  • Cuales son los criterios de adjudicación
  • Cuándo se pueden entregar las solicitudes.

Si cumples los requisitos, o te quedas cerca de cumplirlos, entrega una solicitud. Nunca sabes cuándo va a sonar la flauta.

Trucos para ahorrar en la vuelta al cole III: ahorra en la compra de los libros de texto

Este es el tercero de una serie de cuatro artículos sobre el ahorro en la vuelta al cole:

  1. Trucos para ahorrar en la vuelta al cole I: Ahorra en la compra de material escolar
  2. Trucos para ahorrar en la vuelta al cole II: Ahorra en la compra de la ropa de los niños
  3. Trucos para ahorrar en la vuelta al cole III: Ahorra en la compra de los libros de texto
  4. Trucos para ahorrar en la vuelta al cole IV: Solicita todas las becas y ayudas a las que tengas derecho

Nuestros dos hijos están cursando educación infantil (3 a 6 años) y en su cole esa etapa la trabajan por proyectos. Eso significa que no usan libros de texto, al principio de curso los padres ponemos 100 € de bote por niño y se va comprando el material según va haciendo falta.

Sin embargo, el mayor empezará primaria el año que viene y ahí sí que nos tocará usar libros de texto. Como en casa somos precavidos, hemos empezado a prepararnos ya para la que nos va a caer el año que viene y hemos recopilado algunos trucos

Trucos para ahorrar en la compra de libros de texto

  1. El libro más barato es el que no se paga. Y no, con esto no queremos decir que robes los libros de texto. Comprueba si hay un programado un intercambio de libros en el cole de vuestros hijos. Si lo hay participa en él, si no lo hay, ¿a qué esperas para organizarlo?
  2. Reutiliza los libros, que los pequeños vayan heredando los libros de los mayores.
  3. Prepara los libros para que duren. Revisa y repara los pequeños desperfectos que tengan los libros dos veces al año. A principio de curso, para preparar los libros para el uso que van a recibir. Y a final de curso, para que no los rechacen en el intercambio del cole o para obtener el mejor precio al venderlos de segunda mano. ¡El pegamento, el celo, la cinta adhesiva de doble cara y el forro son nuestros amigos!
  4. ¡No sin el ISBN! El ISBN es un número único de 13 dígitos que se usa para identificar sin lugar a error los libros. Asegurate de que la lista de libros incluye los ISBN de todos ellos. Es el único modo de asegurarte de que estás persiguiendo el libro correcto y no otra edición.
  5. Busca, compara y si encuentras algo mejor… Explora todas las opciones disponibles, las librerías de tu barrio, las tiendas de segunda mano, los anuncios clasificados, las grandes superficies e internet. El objetivo es conseguir los libros al mejor precio posible.

Conclusiones

Al final se trata de conseguir los libros de texto que necesitan nuestros hijos gastando el mínimo posible. Si revisas los trucos verás que hay dos principios que sirven de guía a todos ellos:

  1. Sácale el máximo partido a lo que tienes. Cuando reparas un libro, o los pequeños heredan los libros de sus hermanos mayores, estas alargando la vida de esos libros. Consigues ahorrar al aprovechar al máximo los libros que ya tienes.
  2. Compra sólo aquello que necesitas y hazlo al mejor precio posible. De aquí la importancia de tener la lista de ISBNes y de comparar los precios en diferentes establecimientos.

Así que, si en algún momento te asaltan las dudas hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Estoy aprovechando los libros que ya tengo?
  • ¿De verdad necesito ese libro?¿Sólo puedo conseguirlo comprándolo?¿Ese es el mejor precio?

Y oye, al reutilizar los libros de unos niños para otros; algún ejercicio se encontrarán hecho, ¿no?

Trucos para ahorrar en la vuelta al cole II: ahorra en la compra de la ropa de los niños

En casa tenemos dos niños preciosos y vestirles adecuadamente es una de nuestras mayores preocupaciones. Además, en septiembre el gasto en ropa puede ser importante si no ponemos la atención adecuada. A la vuelta del verano es cuando se hace evidente el estirón que han pegado y la ropa que antes les valía, ahora ni les entra.

Este es el segundo de una serie de cuatro artículos sobre el ahorro en la vuelta al cole:

  1. Trucos para ahorrar en la vuelta al cole I: Ahorra en la compra de material escolar
  2. Trucos para ahorrar en la vuelta al cole II: Ahorra en la compra de la ropa de los niños
  3. Trucos para ahorrar en la vuelta al cole III: Ahorra en la compra de los libros de texto
  4. Trucos para ahorrar en la vuelta al cole IV: Solicita todas las becas y ayudas a las que tengas derecho

El método que nosotros seguimos en casa para vestir a los niños sin romper el presupuesto se basa en tres principios fundamentales, las tres R:

  • Reducir la compra de ropa aprovechando al máximo la que ya tenemos
  • Reutilizar las prendas pasándolas de los mayores a los pequeños según crecen
  • Reparar los pequeños desperfectos que sufran tan pronto como los detectemos

De una forma más práctica seguimos 5 pasos o etapas:

  1. Clasificar la ropa en “usar”, “donar” o “tirar”
  2. Revisar y arreglar las prendas que vayamos a usar
  3. Redistribuir la ropa entre los hermanos
  4. Donar aquellas prendas que no estén rotas y que no vayamos a usar
  5. Comprar sólo aquellas prendas que nos falten para completar el armario.

Primer paso: esta prenda, ¿la voy a usar, a donar o a tirar?

Lo primero de todo, saca toda la ropa del armario de los niños y divídela en tres categorías:

  1. Usar: aquí va la ropa que le vale a alguno de nuestros hijos y que está en buen estado o se puede arreglar
  2. Donar: en este montón echamos la ropa que no les vale a nuestros hijos y que está en buen estado o se puede arreglar fácilmente
  3. Tirar: esta es la ropa que está tan rota que no merece la pena arreglarla. ¿hace falta decir dónde acaban las prendas que caen en este montón?

Segundo paso: revisa y arregla aquellas prendas que vayas a usar

El segundo paso es arreglar todas las prendas que hayamos decidido quedarnos y que tengan algún desperfecto. En este punto, las rodilleras, las coderas y los parches son nuestros amigos. Si además tienes algunas nociones de costura, pues miel sobre hojuelas ya que podrás alargar aún más la vida de tus prendas.

Tercer paso: Redistribuye las prendas entre hermanos

El tercer paso es redistribuir la ropa que nos vayamos a quedar. Parece fácil ya que lo natural es que los pequeños vayan heredando la ropa de los mayores, pero hay que estar preparados ya que surgirán llantos y protestas. Los mayores no querrán ceder sus prendas favoritas a los pequeños y estos, a su vez, querrán estrenar ropa alguna vez.

Cuarto paso: Dona aquella ropa que no puedas aprovechar tú

El cuarto paso es ofrecer la ropa del montón de donar a nuestros familiares y amigos y aceptar de buen grado, aquella ropa que nos ofrezcan que les vaya bien a nuestros hijos.

Quinto paso: Compra sólo las prendas que necesites

El quinto y último paso es hacer una lista con la ropa que necesitemos y comprarla. En este punto merecen una mención especial los uniformes. Conviene pasarse por las grandes superficies para comprar packs de calcetines, polos (aunque no lleven el escudo del colegio), pantalones o faldas parecidos a los del uniforme (un tono más oscuro o más claro). La idea es comprar prendas similares a las del uniforme a un precio mucho más barato.

Una nota sobre el efecto Diderot.

Durante todo el proceso el efecto Diderot acechará detrás de cada esquina. Para evitarlo toda prenda que compremos debe cumplir seguir una serie de normas:

  • que “pegue” o conjunte con buena parte de lo que ya hay en el armario
  • que sea de calidad para que resista el desgaste de más de un niño
  • que no tenga colores ni motivos exclusivos de niño o niña para que pueda pasar de niña a niño o al revés

Conclusiones

Si ponemos la atención adecuada podemos vestir a nuestros pequeños por muy poco dinero. Al final del todo, cuando estemos seguros de haber cubierto las necesidades de ropa de nuestros hijos, podemos dejar que nuestros hijos expresen sus gustos y su personalidad permitiéndoles elegir algunas de sus prendas pero entre el 80 o el 90% de su armario debe ser decisión nuestra.

Trucos para ahorrar con la vuelta al cole I: Ahorra en la compra de material escolar

Ya está aquí septiembre otra vez y con él, la temida vuelta al cole. Para los niños es una época del año emocionante, se reencuentran con sus amigos y se sienten un poco más mayores al avanzar un curso. Para los padres es una época de preocupación y gastos. La ropa que les iba bien en mayo se les ha quedado pequeña y hay que comprar los libros, y el material escolar, y pagar el comedor, y las extraescolares, y suma y sigue.

Y es que los gastos de la vuelta al cole no son moco de pavo. La organización de consumidores y usuarios (OCU) realizó una encuesta en el año 2013 (http://www.ocu.org/consumo-familia/nc/noticias/gasto-vuelta-al-cole-2013) y encontró que el gasto medio por alumno y curso es de 1268 € en la escuela pública, de 2386 € en los centros concertados y de 5232€  si optamos por la educación privada.

Con gastos de esa magnitud conviene utilizar todos los trucos a nuestro alcance para ahorrar cada céntimo que podamos. Este es el primero de una serie de cuatro artículos sobre el ahorro en la vuelta al cole:

 

Ahorra en la compra de material escolar

Antes siquiera de pensar en comprar un sólo folio, haremos una lista del material escolar que necesitan nuestros hijos. Debemos sentarnos y escribir en un lista todo lo que le han pedido a nuestros hijos en el colegio. Además, también incluiremos en la lista aquellas cosas que les van a hacer falta pero que ningún profesor pide para sus asignaturas, como las mochilas y los estuches.

Luego haremos un inventario de todo el material escolar que tenemos del curso anterior que todavía está en buen estado.

Ahora, tacharemos de la lista de material escolar todas aquellas cosas  que tengamos en nuestro inventario. Así, todo lo que quede sin tachar será absolutamente necesario y tendremos una visión clara de qué material hace falta comprar.

LLegados a este punto no queda más remedio que comprar el material que nos falta. A la hora de comprar el material debemos tener en cuenta los siguientes trucos:

  • Comparar los precios en las papelerías del barrio, los catálogos de las grandes superficies y en las tiendas de internet
  • Evitar las franquicias y las marcas. Una mochila de marca blanca sirve igual para llevar los libros que una con un estampado de la última película de superhéroes, ¿adivinas cuál es la más cara?
  • No llevar a los niños a la compra. Nos evitaremos un montón de caprichos y pataletas
  • Tener siempre en mente que el objetivo es comprar sólo el material que necesitas al mejor precio posible

Conclusiones

Si usamos los trucos que hemos visto conseguiremos tres cosas:

  1. Aprovechar al máximo aquello que tenemos en casa
  2. Ahorrar dinero al no comprar material que ya tenemos
  3. Sacarle el máximo partido a cada euro gastado en material escolar

Y si de verdad queremos alcanzar esos tres objetivos conviene que tengamos muy claro:

  • Que material necesitamos
  • Que material podemos reutilizar del curso anterior
  • Dónde podemos conseguir los mejores precios. ¿en tiendas de nuestro barrio?¿grande superficies?¿internet?