Mi historia con el dinero

Cómo empezó todo: gastando menos de lo que ingreso

Desde que tengo uso de memoria he sido un tipo ahorrador. De niño llegué a juntar 34.000 pesetas, lo que era todo un capital ya que, mi paga semanal era de 600 pesetas. ¡Fui capaz de ahorrar un año de paga!

Esta faceta ahorradora me acompañó durante mis años de instituto, universidad y mis primeros años de trabajo. En honor a la verdad, para mi ahorrar era fácil ya que mi familia se hacía cargo de todos los gastos. No tenía que pagar alojamiento, ni comida o ropa así que la beca que recibía era suficiente para pagarme el transporte, los libros y, por que no decirlo, algún capricho. Ahorrar es algo que me salía sin pensar.

Al poco de empezar a trabajar compré una casa junto con la que era mi novia, hoy mi mujer. Si, en medio de la burbuja española del ladrillo y si, pagamos y nos endeudamos más de lo que debíamos. Al menos, puedo decir en nuestro favor que no nos dejamos atrapar por los cantos de sirena de los intermediarios financieros y no nos endeudamos tanto como a ellos les hubiera gustado.

Así descubrí lo importante que es tener un fondo de emergencia y lo mal que me sientan las deudas

Un día del 2006 me despidieron. Fue la crónica de una muerte anunciada. Los gerifaltes nos habían reunido unos meses antes y nos habían anunciado una reorganización: mi departamento iba a desaparecer. Podría haber buscado otro trabajo pero no, preferí esperar a que me despidieran y cobrar mi indemnización.

Por fortuna, mi pareja comparte mi vena ahorradora y nuestro fondo de emergencia era suficiente para mantenernos durante un año. Si a eso le sumabas el paro al que tenía derecho podía estar un par de años de sabático. El plan era usar ese tiempo para acabar mis estudios universitarios y a ello me dediqué, al menos durante un par de meses.

El problema es que seguíamos endeudados, cada día 25 llegaba el recibo de la hipoteca puntualmente. Aunque yo pretendía que no, el hecho de estar endeudados me afectaba. Es algo que, aunque no me impedía conciliar el sueño, siempre andaba rondándome por la cabeza. El resultado final es que empecé a trabajar de nuevo.

De esta experiencia aprendí lo importante que es tener un buen fondo de emergencia y que vivir endeudado me causa estrés y ansiedad.

Nos armamos con un plan para acabar con la hipoteca y todos los años amortizábamos el máximo desgravable y algunos años incluso más. En tan sólo cuatro años más acabamos con la hipoteca. Corría el año 2010 y nosotros no teníamos deudas, ninguna. La sensación de liberación que tuve cuando pagamos la última cuota de la hipoteca fue indescriptible.

Adiós a las deudas y ¡viva la inversión!

Después de acabar con la hipoteca seguimos manteniendo un modo de vida austero. Al principio todo lo que ahorrábamos iba al fondo de emergencia. Nos limitábamos a meterlo en el depósito bancario a un año que nos diera el mayor interés. Más pronto que tarde los intereses empezaron a bajar, hasta el punto de que no igualaban la inflación. Eso nos obligó a buscar otras formas de inversión para que nuestros ahorros no perdieran valor.

Empezamos con algunos fondos de inversión en el 2012 y, este año (2015), hemos comprado nuestras primeras acciones de empresas. Nuestro objetivo no es mercadear con las acciones comprándolas y vendiéndolas, sino comprar empresas sólidas que den un dividendo estable durante muchos años.

Personalmente, ver los intereses de los depósitos bancarios, como crecen nuestros fondos de inversión y, sobre todo, el cobro de dividendos de empresas sólidas me ha abierto los ojos. Aún nos queda mucho camino por recorrer pero estoy convencido de que la libertad financiera es posible. Estoy convencido de que, gastando menos de lo que gano, teniendo un buen fondo de emergencia, viviendo sin deudas e invirtiendo llegará el día en que las rentas pasivas superarán a los gastos holgadamente.

Ese día seremos libres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s